Saltar al contenido

Lengua blanca

lengua blanca

Como algunos de nuestros órganos, la lengua es un claro indicador no solamente de nuestra higiene sino también de nuestra salud. Por lo tanto, cuando observamos algún cambio o síntoma extraño en ella, debemos estar alerta.

Una de estas afecciones bucales es la comúnmente conocida como lengua blanca, que además de darnos un aspecto de poca higiene, también puede ocasionar otros síntomas como el mal aliento.

¿Qué significa tener lengua blanca agrietada o rasposa?

Tal como hemos mencionado, la Lengua Blanca es una afección muy probablemente producida por una mala higiene bucal en la mayoría de los casos, ya que al momento de consumir alimentos, residuos de estos van quedando en la lengua y forman bacterias, produciendo una capa que torna a la lengua de esta tonalidad blanquecina.

Sí en este caso es producto de una mala higiene bucal, sencillamente se puede resolver este problema cepillándola por lo menos tres veces al día.

¿Por qué tengo la lengua blanca y dolor en la garganta?

Como todo lo que compete con el cuerpo humano está íntimamente ligado a otros órganos, la Lengua Blanca también puede estar relacionada a algunos problemas hepáticos, lo cual tendría que ser remitido a un especialista para que pueda tomar las medidas pertinentes al caso.

También esta afección puede estar relacionada con casos de infección por hongos, o a casos de anemia y sumamente relacionados a problemas gastrointestinales, como excesos de ácido gástrico o infecciones estomacales.

Otras causas de la lengua blanca vellosa con granitos al final

  • Aunque existen muchas otras causas relacionadas al problema, también es muy común que se dé en el caso en personas fumadoras, sobre todo las que son mayores de treinta años, inclusive se puede presentar este problema en personas que se les han colocado una prótesis dental o algún aparato para corregir la dentadura.
  • También se encuentra relacionado a personas que abusan del alcohol y personas que consumen constantemente alimentos muy condimentados o consumen alimentos y bebidas muy calientes.
  • De igual manera, se asocia también al consumo de tabaco masticado.
  •  La Lengua Blanca es también una muestra de que dicho músculo se encuentra irritado o reseco por las distintas causas antes expuestas.

causas lengua blanca

¿Existen distintos tipos de lengua blanca en niños, bebés lactantes y adultos?

En el caso de esta sintomatología no se trata de que haya distintos tipos de esta condición, sino que se producen distintas causas que propician esta condición en la persona, ya sea un niño o un adulto:

  • Puede comenzar por una mala higiene bucal y juntarse con otros problemas del cuerpo. Es importante tener en cuenta que evitar en la medida de lo posible las causas antes mencionadas, no solamente contribuye para tener una buena higiene, sino también para cuidar el resto de nuestro cuerpo.
  • Examinar nuestra lengua regularmente es una buena manera de estar atentos de nuestra salud. Recordando obviamente que esta condición está asociada al desagradable problema de halitosis o mal aliento, causadas por las bacterias que se van quedando en esta mucosa y que se van corriendo a través del esófago hasta llegar al estómago, ocasionando problemas infecciosos, úlceras gástricas, gastritis y un sinfín de enfermedades del sistema digestivo que repercuten en el resto de nuestro cuerpo y que pudieran afectar otros órganos.
  • Para un médico con suficiente experiencia solamente con que le mostremos la lengua, y en el caso de que tengamos este problema de lengua blanca, ya puede darse cuenta de algunos síntomas asociados a otras partes de nuestro cuerpo, junto con sus respectivas recomendaciones y tratamiento.
  • Por ejemplo, también suele presentarse este problema cuando la persona sufre de una afección llamada Candidiasis, que es un hongo que se produce en nuestra boca normalmente, pero que cuando la persona tiene una salud delicada o su sistema inmune se encuentra débil, este hongo se produce en mayores cantidades.
  • También está asociada a personas que sufren de algún tipo de diabetes que no se controle y en la saliva de la persona hay un incremento de azúcar lo que provoca el incremento de la cándida.

Recuerde que la lengua contiene unas protuberancias llamadas papilas gustativas, cuando hay resequedad en la boca o consumimos en exceso alcohol o se tiene una dieta muy baja en fibra (entre otros) estas se inflaman, produciéndose esta condición de Lengua Blanca.

Tratamientos y remedios para limpiar y curar la lengua blanca

tratamiento lengua blanca

  • Antes de tomar cualquier medida al respecto si se sospecha o se da por hecho que posee esta condición, es importante visitar a nuestro odontólogo de confianza puesto que es la primera persona más calificada para examinar no solamente la condición de nuestra lengua sino también el resto de la boca.
  • Ten en cuenta que si sospechas de algunos de estos síntomas sobre todo a nivel del aparato digestivo es importante que acudas a un médico especialista, recuerda que la Lengua Blanca es un síntoma asociado a otras situaciones, y en el caso de ser un problema mayor, su médico es el que le indicará el tratamiento a seguir.
  • Sin embargo, para cuidar nuestra salud también se pueden tomar algunas medidas caseras que pueden beneficiar a nuestra higiene.
  • Se pueden consumir alimentos como el yogur, ya que estos contienen unas bacterias llamadas pro bióticos, que afectan positivamente a la higiene bucal evitando así que se produzcan más bacterias que afecten el tracto digestivo.
  • Se puede consumir ajo recién picado, ya que al hacerlo se produce un componente que tiene propiedades antibióticas, lo cual mejora y afecta de manera positiva en las bacterias que se producen en la boca.
  • También se puede colocar en la pasta dental un poco de bicarbonato de sodio o colocarlo solo en el cepillo de dientes y frotarlo suavemente, también se puede utilizar un hisopo o algún otro dispositivo previamente diseñado para la higiene bucal y raspar la lengua con cuidado.
  • Otra de las recomendaciones a tener en cuenta es consumir suficientes líquidos, esto evitará la resequedad en la boca y por consiguiente evitará esa desagradable combinación de mal aliento y Lengua Blanca.